Cinco series para hacerte una maratón en el puente de diciembre

¿Buscando series que se prestan a un maratón para el puente de diciembre? O para cualquier momento del año, claro. Nosotros te traemos lo que necesitas. De fabricar Jumpers sabemos bastante, pero en nuestros ratos libres también nos hemos especializado en criticar (para bien o para mal) las series del momento (y no tan del momento). Y es que un buen paquete grande de Jumpers siempre hemos pensado que es el compañero ideal para estos maratones. ¿Quieres descubrir la criba que hemos hecho esta vez para ti?

Hacer un maratón de series

Collateral

Cuando vimos esta serie fue cuando decidimos (o al menos lo decidí yo, que tampoco tengo que hablar por nadie más) que la BBC hace unas series de escándalo. Dejando a un lado si he descubierto más tarde o más temprano esta el producto de calidad de esta cadena, lo cierto es que Collateral te la puedes ventilar incluso antes de que termine el puente. Son cuatro capítulos (es decir, miniserie) que comienza en una pizzería, sigue con un asesinato milimétrico y por momentos te despista por completo porque aparece una policía (ex campeona de salto con pértiga), la ex mujer de un político e incluso militares, y todos y cada uno de ellos con su propia historia.

El caso es que la trama, por momentos, te desconcertará. No te extrañes si no terminas de entender qué pintan, por ejemplo, los militares en todo esto porque al final de la serie se entiende todo, aunque en el transcurso cuesta un poco. Y es que tampoco hemos venido aquí para engañarte. No obstante, nosotros le hacemos la misma crítica que ya le dejaron caer a esta serie por ahí en otros rincones: partes sueltas de la trama acaban pareciendo un relleno. Menos mal que al menos es de calidad y no un relleno de marca blanca.

Black Mirror

Ya nos hemos declarado fans de Black Mirror en otras ocasiones. ¿Sabías que todos los capítulos terminan con un fundido a negro para que te veas reflejado en la pantalla? No es algo colocado ahí al azar porque a sus creadores les diera una mañana por eso. El gran misterio de esta serie es que tiene 4 temporadas pero todos sus capítulos son independientes. Puedes ver los que quieras hasta reventar y ninguno de ellos estará relacionado con el anterior o el siguiente que veas. 0% interrelaciones entre episodios. Todos muestran de una forma, teóricamente, descabellada las consecuencias de vivir en una sociedad hiperconectada como la nuestra. Y decimos teóricamente porque algunas de sus tramas empiezan a acercarse peligrosamente a la realidad de hoy. Como no tienen nada que ver los unos con los otros, puedes hacer tantos maratones como quieras y de la duración que quieras. Al final de cada capítulo nunca te vas a quedar con dudas de ninguna trama.

Manhunt: Unabomber

Antes de sentarnos frente al ordenador para verla, de esta serie leímos muchas cosas. Casi todo el mundo acierta a calificarla como una buena serie, aunque no aparece en los rankings de las mejores. Bueno, al final los gustos son así: a ti te gustan mucho los Jumpers de mantequilla e inexplicablemente a tu hermano le chiflan los de ketchup. Todos ellos gustos que debes respetar. El caso es que si optas por esta serie te pondrás frente a una trama a la que, de partida, no le falta de nada: un terrorista que siembra bombas en una ciudad y un habilidoso agente del FBI que tendrá que resolver el caso pero para ello tendrá que meterse en la propia mente de su objetivo.

“El núcleo narrativo de ‘Manhunt: Unabomber’ es una trama de investigación científica original y tremendamente seductora: el criminal será delatado por su propia manera de expresarse”. Palabra de crítico de los buenos.

The end of the f*** world

Casi sin ninguna duda estás ante el título de una las series más fáciles de consumir del tirón que hemos visto nunca. Al principio, cuando veíamos la portada de la serie en las recomendaciones de Netflix no nos conquistaba ni el título, ni la imagen. Pero un par de buenas críticas y la necesidad de metralla para una sesión de nesting por su sitio nos llevaron a la necesidad de tener que ver, al menos, el primer capítulo. ¡Sorpresa! El algoritmo de recomendaciones no había fallado el tiro. A lo largo de su corta trama verás a dos adolescentes con algún tipo de cortocircuito ahí arriba que les lleva a dejar el abrigo de sus padres y emprender una aventura en la que, ojo, nada es lo que parece y todo acaba teniendo sentido. Ya te avisamos que uno muere, pero no nos odies por el spoiler, toda la trama anterior está ahí para que la veas.

Kidding

Solo tenemos una cosa que decirte al respecto de esta serie: sale Jim Carrey. Y ahora si tienes narices nos dices que no es una excusa suficiente para verla.

Nuestra web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies