¿Se te han terminado los planes de verano?

Muchas veces el mes de agosto se puede hacer largo. Y por eso es bueno tener suficientes planes en la recamara para el tedio no se te apodere. ¿Le buscamos una solución al asunto? 

La llegada del mes de agosto siempre es motivo de alegría, pero también de preocupación: tarde o temprano te acabas dando cuenta de que el verano tocará a su fin sin previo aviso, y resulta que todavía tienes en tu agenda decenas de posibles planes que todavía no has ejecutado. Pues no sabemos a que estás esperando, aunque las tardes de agosto se puedan hacer largas algunos días, como te despistes estarás firmando en breves la nómina de septiembre y habrás agotado tus opciones de hacer algo realmente épico en el verano 2018.

Rafting como plan de verano 2018Antes de nada: si estás leyendo esto y ya has hecho tu plan épico summer 2018 no hace falta que vengas crecido a decir que tú no has perdido el tiempo y que ya vamos tarde. Te pedimos humildemente perdón por llegar tarde a nuestra cita con el gol, pero déjanos continuar con lo que hemos venido a hacer aquí. Y es que no hay nada más español (alerta de topicazo) que dejar las cosas para última hora. Otro apunte más que vamos a hacer antes de seguir: nada te obliga a llevar a cabo solo UN solo plan de los buenos este verano. Así que ándate con ojo, querido amigo que ya ha hecho sus planes, que igual nos ponemos agosto por montera y te adelantamos por la derecha con alguna de estas posibles citas.

Grandes planes para un día de verano

Si las ideas te escasean y te levantas por las mañanas pensando que hoy será otro día épico de sofá-cama y viceversa, ha llegado el momento de que demos ideas para que apagues un rato el aire acondicionado del salón y salgas a vivir ahí afuera. Recuerda que hay muchas cosas maravillosas como helados, terrazas, etc. Pero no nos desviamos, vamos a lo que vamos. Saca el bloc de notas del móvil o el Google Calendar y empieza a anotar.

Un poco de deporte de aventuras: probablemente, y con mucha pena por nuestra parte, esto es lo que vas a identificar casi seguro como un plan mítico para el verano. Decimos con mucha pena porque eso supone dejar un número importante de planes fuera del catálogo. Cuando hablamos de deportes de aventuras no nos referimos obligatoriamente a uno en el que tengas que dejar hecho testamento previamente. Si tenemos que hacerte una propuesta, nosotros la tenemos clara y vamos a proponerte que hagas rafting. Es un plan de los llamados TOP, en los que siempre queda un foto mágica para el recuerdo con el grupo de amigos embutidos en un neopreno. Cuidado que no todo acaba en el río; con una buena gestión se puede rematar la faena con una BBQ. Y ya vuelves a tu casita con otro cuerpo.

Noche de estrellas: lo recomendamos con fuerza. Si lo llevas a cabo, es verdad que tus ganas de elevar la adrenalina por encima de los límites permitidos se quedarán aparcadas para otro momento mejor. Un buen plan tiene que recordarse, y te aseguramos que alejarse de la ciudad y buscar un punto en el que se pueda ver en plenitud un cielo estrellado no tiene precio, y sirve para sacar más de una reflexión vital. Que no todo tiene que ser estar en Coachella.

El verano… da para mucho

Meter una toalla y algo de comer en una mochila, coge el coche y vete a pasar un día al río: seguro que más de un domingo de cualquier agosto de tu vida te lavantas y no tienes muy claro en qué invertir tu vida. Lo primero de todo, puedes estar tranquilo/a porque no eres el único, te lo aseguramos. Si tienes coches, si puedes tirar de un amigo, o si no tienes un remanso de paz muy lejos, es una buena herramienta de desconexión pasar una mañana o un día a orillas de un río. Podéis tacharnos de lo que queráis pero solo el sonido del agua elimina casi cualquier preocupación diaria. Probadlo y nos contáis.

Una buena fiesta. Pero de verdad, de las que recordarás durante mucho tiempo. De esas que al siguiente verano rememoras pronunciando las palabras “te acuerdas cuando el agosto pasado…” Ojo, ninguno de los planes anteriores son excluyentes a este elemento. Puedes montar la fiesta de tu vida y haber pasado el día en el río la noche anterior bajo un manto de estrellas. Además el mecanismo de montar una buena party es muy sencillo, solo tienes que tirar de agenda, elegir un escenario y tener la motivación adecuada.

Preparar una maleta de fin de semana, ir al aeropuerto más cercano y coger un avión al azar de los que salen en la siguiente hora: no tenemos muy claro si este plan es muy viable, sobre todo si vives en Barcelona o Madrid y en la siguiente hora a tu llegada al aeropuerto salen 40 aviones con destinos muy variados. El caso es que vivimos con la sensación de que esto es algo que se debería hacer, al menos, una vez en la vida. Luego ya depende de cada uno el nivel de locura que quieras darle a este asunto. Por favor, si algún momento lo hacéis, nos contáis cómo ha resultado la experiencia.

Ahora que te hemos dado la solución a los días aburridos de verano, ¿con cuál de todos ellos te quedas? 

Nuestra web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies