Phubbing, una razón más para ignorar tu móvil

En 2019 ya no nos extraña en absoluto que haya nombres para todo. El último que hemos descubierto y nos ha dejado impactados es “Phubbing”. Si eres un consumidor habitual de contenidos online, seguro que también has visto el anuncio al que nos referimos. Que el móvil está copando nuestras vidas no es ningún misterio, no tiene que ser todo obligatoriamente malo, pero sí que nos descoloca la cabeza un poco.

Notificaciones móvil

El caso es que el “Phubbing” es, en pocas palabras, pasar completamente de lo que ocurre a tu alrededor para centrarte en lo que sucede en la pequeña pantalla de tu móvil. Un ejemplo perfecto: estar comiendo con amigos (o familia) en un restaurante y estar pendiente de sacarle una buena foto a la comida, dejando de prestar atención a lo que te cuentan tus acompañantes.

¡Alto! Que te vemos venir: este no es un problema exclusivamente de los más jóvenes. Muchos adultos también se quedan anonadados con lo que sucede en el móvil, dejando de lado la compañía de los humanos de turno.

¿Se puede hacer algo para ignorar un rato el móvil?

Los datos serios, a los que tenemos que recurrir de vez en cuando, dicen que pasamos unas 4 horas diarias colgados del teléfono móvil. Es lo último que tocas antes de acostarte y lo primero que ves al abrir los ojos cada mañana. Esto te ocurrirá si no eres uno de esos superhéroes que tienen la habilidad de pasar completamente del teléfono sin grandes esfuerzos. ¿No sabes cuánto tiempo pasas con el smartphone en la mano? Pues seguro que hay una opción en “ajustes” que te lo dice.

Un buen truco, que cada vez tiene más fans, es desactivar las notificaciones del teléfono. De esto sí que estamos seguros que se puede hacer. Todas las aplicaciones que tienes instaladas mandan notificaciones para lo que sea: ofertas de comida para llevar a casa, nuevas vidas del Candy Crush, un nuevo match en Tinder… y sobre todo cientos de WhatsApps que, seamos sinceros, si los vemos notificados en la pantalla no podemos evitar leer en ese mismo momento. Eso al menos la gran parte de los mortales.

Más datos de otras empresas serias expertas en el tema dicen que la mayor parte de las notificaciones no sirven para absolutamente nada. Es decir, basura que te hace perder el tiempo. Así que, si no quieres entrar en el 25% de españoles que todavía no ha desayunado y ya ha consultado las redes sociales, solo tienes que entrar en el menú de ajustes y llevarte por delante todas las notificaciones y, por supuesto, los globos de los iconos que te chivan que alguien reclama tu atención. No nos hagamos trampas al solitario.

Y tampoco olvides que hay un gran aliado del que puedes tirar si solo quieres desconectar un rato o buscas momentos breves de tranquilidad: el famoso NO MOLESTAR, que de una forma u otra está presente en todos los teléfonos, y te permite ignorar sin cargos de conciencia a todo aquel que tenga la osadía de molestar en tu momento zen del día.

Si te animas a desactivar las notificaciones, dejar el móvil un rato de lado y juntarte con amigos para celebrarlo (mientras te comes unos Jumpers, claro) solo tienes que seguir las instrucciones de este artículo. O del que tu quieras (en Google puedes encontrar decenas), pero lo importante es que lo hagas.

Nuestra web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies