Vuestra reacción cuando os enteráis de que las Jumpers son…

Ranitas, amigos y amigas. Las Jumpers son, de toda la vida, desde que nacieron, ranitas. A pesar de que siempre han estado perseguidas por el mito de las estrellas, nunca lo han sido. Y tenemos pruebas que lo demuestran. 

Esto es como con las fases del dolor, nosotros te contamos que, realmente, las Jumpers son ranitas (ojo que de ahí viene el nombre, “jumpers” como concepto de salta, no de jersey en inglés) y tu pasas por una serie de fases en las que asumes dos posibles situaciones: que tenías razón, así que todo va bien, o que no tenías ni idea del asunto y tu vida acaba de dar un vuelco que no te esperabas.

Las Jumpers son ranitas y no estrellas

Tampoco nos pongamos dramáticos, se puede vivir sin saber qué son las Jumpers y, si has vivido engañado, tampoco pasa mucho más que echarnos unas risas viendo tu cara de sorpresa cuando se destape la conspiración. No obstante, como dais mucho juego en las redes sociales, hemos decidido haceros un homenaje y poner negro sobre blanco las cinco situaciones más habituales que se producen cuando os descubrimos el pastel.

Sí, las Jumpers son ranitas

  • ¿Por qué me habéis engañado todo este tiempo?: esta reacción se produce sobre todo en Twitter donde no sabemos muy bien por qué la cantidad de sorpresas es mayor. Suponemos que por temas de edad. Si es tu caso, no encuentras suficientes caritas de asombro entre los emoticonos para expresar lo que acabas de descubrir. Se te quedan cortas lo hagas como lo hagas, porque toda tu vida has estado abriendo paquetes y pensando que te estabas comiendo poco menos que el cielo.
  • Yo ya lo sabía: hemos detectado que en Facebook hay más cultura de ranitas. No se produce tanta sorpresa cuando, de vez en cuando, lanzamos la aclaración. Hay muchas personas que, por circunstancias variadas, ya conocían este extremo. Ya sea porque nos lo habían leído con anterioridad, o porque alguien ya les descubrió el pastel en su momento. Incluso puede que fuéramos nosotros mismos los que les sacáramos de dudas, ya que hemos llegado a resolver esta duda por privado en innumerables ocasiones, incluso con apuestas en juego.
  • Aquí de toda la vida se le ha pedido al del quiosco una de ranitas: algunas personas son una mezcla perfecta entre esta opción y la anterior. Ya sabían la verdadera identidad de las Jumpers, pero no se conforman con hacerse las sorprendidas, sino que dejan claro que llevan toda una vida pidiendo sus Jumpers en los términos correctos, y nos vas a venir tú ahora a decirle lo que son o dejan de ser. Que esto es un tema serio, hombre.
  • Lo veis, os lo dije: nos mola especialmente este punto porque, como ya hemos desvelado, en algunas ocasiones incluso hemos servido para ganar/perder apuestas. Ya son varias personas las que nos han escrito por privado para resolver esta duda. Por privado o no, el objetivo de esta reacción siempre es el mismo, que no es otro que darle en el morro a alguien. Ese ‘alguien’, probablemente, llevaba mucho tiempo tomándote por loco/a cuando decías lo que en verdad son las Jumpers.
  • “Van a seguir siendo estrellas”: esta es muy típica también. Esas personas a las que todo les parece precioso, que están muy felices de saber que las Jumpers son lo que quieran ser, pero que tampoco les maree nadie, que no están a estas alturas de la vida para cambios radicales. Si han sido felices durante tanto tiempo llamándolas ‘estrellitas’ para que vamos ahora a revolver la historia.

Nuestra web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies